Calidad Europea

Volver

"UNIR ha impactado en Colombia por sus programas de calidad"

Desde hace dos años, UNIR facilita el acceso de los colombianos a una educación superior de calidad mediante el acuerdo que mantiene con ICETEX. Hablamos con William Barreto, responsable de la Oficina de Relaciones Internacionales de esta entidad financiera, sobre las cifras de la Educación en Colombia y cómo la Universidad Internacional de la Rioja contribuye al reto "Colombia, la más educada en 2025".

-Entre el 2011 y el 2013 en Colombia se graduaron en Educación Superior más de 2.500.000 estudiantes, un gran incremento comparando con los últimos 40 años ¿A qué se debe este aumento de interés?

La política del Gobierno Nacional ha sido buscar en Colombia una educación de calidad para llegar a ser de primer nivel. Para poder alcanzar los objetivos, existen una serie de retos que se recogen en el programa desarrollado por el gobierno llamado: “Colombia, la más educada en 2025”.

Desde la Educación Básica estamos contribuyendo al desarrollo de los niños en Colombia. Esa es la razón de hacer obligatorio que todos los jóvenes de determinada edad deben estar registrados en la Escolaridad Básica, reduciendo así la tasa de analfabetismo a niveles mínimos.

-¿Cómo logran que este progreso se mantenga hasta los estudios universitarios?

Una vez que hemos establecido esta estrategia a la base de la educación colombiana y que comencemos a cumplir con estas metas, el siguiente nivel sería orientar el plan de actuación a la Educación Superior. En ella, estamos implementado estrategias que permitan el fácil acceso de los colombianos a la Educación Superior. Para poder acceder, los colombianos deben tener un alto nivel académico.

En ICITEX es un recurso importante para que los estudiantes colombianos puedan acceder a la Educación Superior

Desde el gobierno, se han lanzado más de 10.000 becas enfocadas a los estratos socioeconómicos más desfavorecidos para una de las 33 universidades acreditadas de alto nivel. Siempre exigiendo para el acceso un nivel académico excelente.

La idea es que se reconozca a Colombia como un país interesante tanto para extranjeros que realicen programas de Educación Superior en el país, como a colombianos que tengan la capacidad de asumir los retos de la educación en el mundo entero. A día de hoy este interés por parte del gobierno sirve de palanca para que la sociedad del país empuje a este cambio y eso se nota en los números de estudiantes cada año.

-¿Cómo actúa ICETEX frente a este cambio?

Desde ICETEX realizamos estrategias orientadas a la financiación de la Educación Superior tanto a nivel nacional como internacional, ofreciendo ayudas para programas técnicos, tecnológicos, de pregrado y postgrados. Además de programas de idiomas creados para potenciar la educación en Colombia.

Nosotros queremos ser un recurso importante para que los estudiantes colombianos puedan acceder a la educación. Y no solamente acceder a la Educación Superior, si no que permanezcan en ella para evitar el abandono de carreras por parte de los estudiantes colombianos.

Además de ayudar a esa concienciación de la educación en Colombia, buscamos que aquellos estudiantes que hayan terminado sus programas de pregrado, comiencen un postgrado para realizar su especialización, maestrías y doctorados. Así ayudamos con un porcentaje la financiación de su educación.

-También creando alianzas con instituciones…

De esta manera garantizamos el acceso a estudiantes en programas y universidades o escuelas de primer nivel, fomentando el estudio de maestrías y doctorados. El alcance no sólo es con instituciones de educación; también con gobiernos cooperantes que hacen que lleguemos a tener más de 1.000 colombianos becados en el exterior. Por ejemplo, en Australia contamos con 10.000 estudiantes en los últimos diez años. Con esto quiero decir que no nos ponemos límite para ayudar a los ciudadanos a llegar a destinos diversos. Queremos promover la Educación Superior en el exterior, allá donde el colombiano quiera realizar sus programas de educación.

No sólo se nota el cambio en la mentalidad del colombiano a la hora de estudiar, si no a la hora de elegir destinos. Anteriormente el destino favorito era ir a EEUU, a día de hoy todos los destinos son reclamados y nuestra misión desde ICETEX es no poner límites.

-Las carreras que más demandan los colombianos son, en primer lugar, Empresa, Administración y Contaduría; después Ingeniería y Arquitectura seguido de Ciencias Sociales y por último Educación. Desde tu experiencia en esta área de la educación, ¿te atreverías a vaticinar cuál será o como cambiará el panorama en un futuro próximo?

En este momento estamos apostando fuerte por la ciencia y la tecnología. Las áreas como Ciencias Económicas y Sociales han sido las más fuertes en los últimos años, pero en este momento de alineación con el plan de desarrollo tenemos que enfocar las becas hacia el lado de la ciencia y la tecnología; sin olvidar como otro de los pilares fundamentales el de la Educación.

¿Por qué digo Educación como pilar fundamental? Porque lo vemos como la base fundamental del desarrollo. Si articulamos esta área de conocimiento con otras, vamos a conseguir encauzarnos en el camino correcto para conseguir las metas que nos hemos planteado en Colombia.

-Según los últimos estudios, el principal motivo por el que un colombiano escoge una universidad es, por este orden, la beca/financiación, el prestigio de la escuela, la trayectoria profesional y la metodología ¿Son realmente tan importantes las ayudas económicas?

El colombiano busca el apoyo del gobierno a través de las alianzas de este para conseguir becas que se conviertan en un vehículo para su mejora profesional. Por eso, la dotación de becas como la financiación en la educación son dos puntos clave que el estudiante tiene en cuenta a la hora de proseguir con su formación. Esto nos demuestra que la motivación de los estudiantes está ahí, lo que necesitan es un impulso. De esta forma, sí considero que el orden se corresponde con la conciencia de los estudiantes.

-Colombia demuestra una gran pluralidad en el área de la educación. Si se mira los estudiantes por departamento, se observa que Bogotá se lleva la gran parte de estudiantes. ¿Sucede igual con el número de becas que desde ICETEX se otorgan?

Aquí sucede un fenómeno: todos los colombianos quieren estudiar. Generalmente el mayor número, efectivamente, sale de las grandes ciudades debido a la concentración de habitantes en estos lugares. Pero si miramos el contexto, vemos que el candidato proviene de muchos departamentos que no están tan favorecidos.

Nosotros tratamos de conseguir un equilibrio a nivel nacional donde haya participación de estudiantes en cada una de las regiones; por eso tenemos oficinas distribuidas en las diferentes regiones y nuestra política de comunicación va orientada a una estrategia multicanal para llegar a todos los colombianos.

Dentro de la comisión nacional de las becas que otorgamos, intentamos favorecer a aquellos que viven en departamentos más apartados, dando así un beneficio a aquellos estudiantes que viven en lugares más alejados.

-¿Qué papel están jugando las universidades españolas en el proceso de formación de los colombianos?

ICETEX se ha convertido en una pequeña España en Colombia. Tenemos una gran cantidad de acuerdos con universidades y escuelas de negocio en España. Si miramos las estadísticas, el mayor número de estudiantes colombianos realizan una de nuestras becas en España. El promedio es de 320 alumnos en el último año (2014) en España. En un comparativo, si tenemos 1.000 becas, probablemente un 30% se esté formando en instituciones españolas de nuestra alianza. Eso remarca el papel importante que están jugando las instituciones españolas en el mercado colombiano.

-Mirando el mercado, y cómo UNIR interactúa con él, vemos que el reclamo del estudiante colombiano son las maestrías, y no tanto los Pregrados ¿Podría esclarecer un poco este hecho?

Si mira el documento oficial creado por el gobierno de “hacia dónde va Colombia”, podrá observar que actualmente necesitamos formar más maestros y más doctores que desarrollen proyectos de investigación. Este es un punto clave, porque probablemente es ahí donde más fallemos.

Eso no quiere decir que descartemos la importancia de los pregrados. Si miras el panorama en Colombia, estamos tratando de generar nuevas alianzas en el otorgamiento de becas de Pregrado con varias instituciones.

Las universidades colombianas han alcanzado un elevado nivel de educación en los Pregrado que permite competir con universidades extranjeras de alto nivel. De esta forma, nuestra calidad en esta área de la Educación Superior nos permite centrarnos en los Postgrados.

Viendo esto, no quiere decir que desde ICETEX hayamos olvidado la ayuda a las becas de Pregrado. Uno de los objetivos a medio plazo será crear un buen número de becas para esta etapa. Quizá desde el gobierno de Colombia si están más orientados hacia este tipo de becas. Por ejemplo, existen acuerdos con el gobierno de Japón para programas de pregrados relacionados con el área tecnológica.

-A nivel más específico, nos gustaría preguntarle cómo ve la presencia de UNIR en Colombia con los diferentes programas virtuales que ofertamos para la formación de profesionales.

A través de la oficina de ICETEX, hemos realizado acuerdos anteriormente con UNIR ya que la consideramos como un referente a nivel internacional con programas de calidad a un precio alcanzable para el estudiante. Los ciudadanos colombianos se han presentado realmente receptivos con la Universidad, ya que en la última convocatoria contamos con 200 solicitantes. De esta forma, creo que UNIR ha calado en Colombia y sus títulos oficiales se han posicionado, por su convalidación, como uno de los favoritos para los colombianos.

UNIR ha calado en Colombia y sus títulos oficiales se han posicionado como uno de los favoritos para los columnianos

Mi apreciación es que UNIR ha impactado en el país por sus programas de calidad permitiendo a estudiantes de maestrías posicionarse en su situación laboral con una ventaja competitiva.

La alianza con UNIR ha sido excelente. Hemos tenido un gran trabajo en equipo, especialmente con Rafael Arjona, trabajando para sacar adelante los proyectos planteados.

-¿Qué supone este acuerdo a nivel institucional para ICETEX?

Para ICETEX es importante este tipo de acuerdo debido a nuestra finalidad institucional, ya que queremos favorecer la ayuda al estudio de los colombianos con universidades reconocidas y con programas de calidad. Las becas del 100% nos permiten contribuir a nuestra razón social y así demostrar que apostamos por la educación en Colombia. Este es el impacto que queremos conseguir y por el que trabajamos para intentar conseguir una mayor ayuda por parte de estas alianzas y así mejorar la ayuda a los estudiantes. Siempre perseguimos una mayor colaboración en la obtención de becas con las instituciones colaboradoras.

-¿Qué ventajas puede suponer este tipo de acuerdo para los alumnos?

Según el prisma en el que se mire, las ventajas para el alumno son múltiples. Si miramos desde el lado de la educación, una de las grandes ventajas es poder escalafonarse a través de la secretaría de educación o donde haga parte la persona. Esto se convertirá en un efecto multiplicador con sus estudiantes y obtendrá herramientas que le permita desarrollar una mayor labor en pro de la enseñanza de sus estudiantes.

Si observamos desde el tema empresarial, vamos a otorgarles mecanismos y herramientas que les permita apoyar o asesorar empresas del sector privado o del sector público lo cual contribuiría al desarrollo del país.

Otro punto importante es el desplazamiento, la flexibilidad de horarios o aminorar otro tipo de costos… Todo ellos es beneficioso para el estudiante. Por ejemplo, en Bogotá el desplazamiento no es fácil. Esas ventanas de UNIR con programas virtuales les permiten acceder a una formación de alto nivel.

Desde el punto de vista familiar, también favorece ya que puede invertir más tiempo con su familia, accediendo a una maestría de primer nivel. Esos son los puntos fuertes y depende del contexto que se le mire. El plus es la calidad de los programas, acceder en tiempo real a las clases con la mayor flexibilidad, con unos tutores y un profesor de primer nivel, convirtiéndolo en un programa exitoso.

-¿Cuáles son las metas de este convenio?

Este tipo de convocatoria es una demanda de los estudiantes colombianas. Son becas del 100% que eso despierta el interés para acceder a los programas. Si hablamos de números, que no es lo mejor, la anterior convocatoria conseguimos 200 candidatos para estas becas. Para este año estimamos que la demanda será igual o superior, será un gran dato. Hay estudiantes que no alcanzaron a presentarse, o no tenían recursos para obtener la plaza.

Títulos Europeos convalidables por el MinEducación

Cerca de 1.000 alumnos ya han convalidado sus estudios con el sello de calidad europea en Colombia.

Clases virtuales en vivo con docentes expertos

Nuestros estudiantes visualizan más de 1.600 horas de clases en vivo a la semana.

Un tutor personal que le acompaña en todo momento

En UNIR nunca estará solo. Un tutor le ayudará de forma individualizada desde el primer día que se matricule.

Un alumno de UNIR explica la labor del tutor en la universidad

Así es la labor del tutor en UNIR

esta es unir colombia

Esta es la universidad UNIR en Colombia

opinion alumnos

Los alumnos hablan sobre la plataforma y los contenidos de UNIR